fbpx
Cuesta del obispo Salta
Mis Viajes

Salta y Mi Ruta por los Valles Calchaquies

Recorrer el Norte Argentino es una maravilla para los sentidos. Montañas con formas increíbles, colores ocre y rojizos que pronto cambian por un verde selvático, tradición, naturaleza y buena gente, son todas combinaciones perfectas que me encontré en este viaje por los Valles Calchaquies.

Vuelo directo a Salta

Aprovechando la ampliación de nuevas rutas aéreas en Argentina no fue muy difícil elegir Salta como mi destino de viaje,  ya que desde Neuquén tenía por fin una ruta directa, sin tener que pasar por Buenos Aires, la capital de mi país. Así que decidí comprar mis pasajes aéreos en una empresa low cost y preparé todo mi itinerario de viaje por los valles calchaquíes.

El primer escollo llego el día de mi partida a Salta con una demora del vuelo de 4 horas, por lo que pise suelo salteño a la 1 am.

Llegue al Aeropuerto Martín Miguel de Guemes de Salta Capital muy tarde en la noche, por lo que decidí tomar un taxi hasta el centro. El mismo me costó $330 pesos Argentinos y el recorrido tarda unos 15 minutos dependiendo del horario porsupuesto. Hay taxis que son oficiales y dependen de la Municipalidad de Salta que son los que se aconsejan tomar, ya que en el último tiempo ha habido mucha polémica con agencias de Remises que no se encuentran habilitadas.

En Salta capital me aloje en un departamento muy bien ubicado, a solo dos cuadras de la plaza 9 de Julio en pleno centro colonial que contraté por Airbnb. Por lo tanto, desempaqué mis cosas y a la cama.

Ah ya sabes, que si quieres un descuento en tu alojamiento con Airbnb puedes conseguirlo desde aquí.

Y ya que estamos hablando de alojamientos en Airbnb, puedes ir al artículo de mis 10 consejos para elegir tu alojamiento en Airbnb.

Día 1 – Ruta de Salta Capital a Cachi

Había planificado alquilar un auto y al otro día muy temprano fui a retirarlo en la empresa www.activarentacar.com , ubicado en la calle Buenos Aires 160 de Salta capital. Me dieron un Nissan March casi 0 km con el cual no tuve ningún inconveniente.

Luego de 15 minutos llenando los papeles, salimos rumbo a Cachi del cual me habían hablado muy bien y tenía montones de recomendaciones.

Mapa Ruta Salta a Cachi

Solo 194 kilómetros separan a la capital salteña de Cachi, pero tengan en cuenta que es por un bellísimo camino de montañas lleno de hermosos paisajes, por lo que mínimamente les tomará 4 horas llegar siempre y cuando no se detengan a tomar fotografías, cosa que predigo imposible, ya que la maravillosa vista impone siempre muchas paradas fotográficas

Cuesta del Escoipe y Parque Nacional los Cardones

La primera de estas paradas fue la cuesta del Escoipe y su río del mismo nombre, un lugar de una tranquilidad y un aire estupendo. Aconsejo hacerse un tiempito y tomar unos mates contemplando este paisaje. Aquí el Río corre por un Cañadon pedregoso y la tranquilidad del lugar hace que el sonido del agua se escuche como un concierto natural.

Cuesta del Escoipe

Luego de eso comienza el viaje zigzagueante de montaña, un espectáculo, donde en cada curva el paisaje te maravilla y la ruta deja de ser asfaltada para ser de ripio. Se recomienda manejar con cuidado, sobre todo para aquellos que no están acostumbrados a estos caminos de montaña zigzagueantes ya que las curvas son muchas y en muchos casos muy cerradas y angostas.

La Cuesta del Obispo y Piedra del Molino

Bordeando el Parque Nacional Los Cardones llegamos por la Ruta Provincial Nro 33 al camino que se conoce como la Cuesta del Obispo, hasta llegar  a su punto más alto en Piedra del Molino a 3457 metros de altura. Tiene aproximadamente unos 20 kms de extensión y al final existe un mirador en donde se la puede apreciar por completo desde lo alto.

Llama - Cachi Salta

El camino es de ripio, en buen estado y ancho por lo que su tránsito es llevadero a baja velocidad.

Se la denominó inicialmente Cuesta de la dormida del Obispo, por el Obispo de Tucumán, Julian de Cortazar, quien recorría este camino a pié teniendo en una oportunidad que pernoctar en el medio de la cuesta. Dentro de todas las paradas que hayas hecho previamente, esta es una obligatoria, por su panorámica.

Además encontrarás aquí en lo más alto la capilla de San Rafael.

Cuesta del Obispo

Siguiendo camino luego de unas cuantas fotografías, bordeamos el parque Nacional hasta llegar a la recta de Tin Tin una perfecta linea recta de 19 km cuya traza data del siglo XV cuando formaba parte del Camino del Inca.

Aquí es donde se acaba la ruta zigzagueante pero no las fotografías, ya que el paisaje sigue siendo maravilloso. En la recta del Tin Tin puedes tomarte fotos junto a los cardones que se encuentran a la orilla de toda la recta. Desde allí en el horizonte ya se comienza a ver el  cerro Nevado de Cachi. (La montaña más alta del lugar con 6380 metros de altura).

Tin Tin Salta Cardones

Desde la recta de Tin Tin hasta mi primera parada – Payogasta – solo me quedaban 26 kilómetros de viaje. Aclaro que esta parte de la ruta es asfaltada, no así  el sinuoso camino de la cuesta del Obispo.

Primera parada: Payogasta

Parte de mi experiencia viajera me enseño que no siempre alojarse en el lugar turístico o la ciudad principal es lo más conveniente ni en precio ni en calidad, y esta no fue la excepción. Si bien mi destino era Cachi, preferí alojarme en un hotel a la vera de la ruta 40 (11 kilómetros de Cachi), llamado Sala de Payogasta.

Sala de Payogasta - Salta

La verdad es que encontré precio y calidad en un oasis de la época colonial. Llegue cerca de las 15 horas y sin almorzar aunque justo frente al hotel había un restaurante y no podía desaprovechar la ocasión para empezar a probar la gastronomía del norte argentino. El menú sugerido era asado de cabrito con papas gratinadas, realmente exquisito.

Fue muy difícil salir de ese hotel, estaba como una reina, pero al final de la tarde me hice una escapada a Cachi para hacer el primer reconocimiento. Estuve muy poco esa tarde, se acercaba la noche, por lo que decidí  volver al hotel y aprovechar el comedor que tenía una vista única. Preparé unos mates y me ocupe de subir el material fotográfico a mi laptop.

Payogasta Salta

Día 2 – Recorriendo Cachi

Temprano a la mañana después del desayuno para cargar pilas, partí rumbo a Cachi – a solo 11km desde donde me alojaba en Payogasta-  un hermoso pueblo que conserva de una manera muy pintoresca el estilo colonial de siglos atrás.

Si bien mi viaje coincidía con las vacaciones de invierno de  la provincia de Salta, y había muchos niños en la calle, la rutina discurría entre una calma y 4 cambios menos a los que yo estoy acostumbrada. El cielo azul, la briza suave, los pajaritos cantando, hacían que cerrara los ojos y respirara profundo tratando de  guardar ese ambiente que todos mis cinco sentidos captaban.

Cachi - Salta

De repente tu ritmo se acopla mágicamente al del pueblo. Camine por sus calles pintorescas, fui a al cabildo, a su iglesia, a su plaza, saque unas fotos y sin muchas ganas  me despedí de este bello lugar.

Mi recorrido seguía para Cachi adentro, un paraje ubicado a 7 kilómetros de Cachi. Si no estás apurado recomiendo el recorrido. Si tu tiempo es oro, no es necesario hacerlo.

Igual que el buen vino Salteño, los Valles Calchaquies necesitan su tiempo para recorrerlos y apreciarlos en profundidad. Los caminos de Montaña y los hermosos paisajes hacen que los trayectos se hagan largos y de mayor duración a la esperada. Pero como todo lo que lleva tiempo, al final se disfruta más.

Si no queres complicarte o no tenes la posibilidad de alquilar un auto, o preferís las excursiones y visitas guiadas, te recomiendo reservar esta excursión a Cachi.

Los espero en la parte 2 de este mi recorrido por los Valles Calchaquies.

Buenos Viajes !

NO TE PIERDAS MIS TIPS DE VIAJES
QUIERES RECIBIRLOS EN TU CORREO?

Únete a nuestra comunidad de viajeros. Ya somos un montón!

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NO TE PIERDAS MIS TIPS DE VIAJES
QUIERES RECIBIRLOS EN TU CORREO?

Únete a nuestra comunidad de viajeros. Ya somos un montón!